EL PRIMER HOMICIDIO | 21 DE MAYO 2017

1. El Sacrificio de Caín
¿Por que crees que Dios pediría lo primero y lo mejor de nosotros?
En ocasiones llegamos a pensar en por que Dios necesitaría algo de nosotros si él es dueño de todo.
¿Ha sido generoso contigo?
Dios es demasiado bueno con nosotros y esto es básico para nuestra fe.
Aun en nuestros peores momentos de escasez, necesidad o pobreza… Dios está presente.
¿Que pasa cuando no tenemos y queremos dar?
Nuestra fe nos lleva a hacer cosas increíblemente locas y fuera de lo común. Sin duda una Fe se disfruta aun más cuando aprendemos a vivir de esta forma. Porque no estamos dependiendo de lo que podemos obtener por nosotros mismos, sino más bien de lo que obtenemos de manos de Dios mismo.
¿Que impulsa nuestra fe a actuar de esta forma? ¿Cual es nuestra motivación?
¿Como podemos administrarnos más para dar generosamente?

Ser agradecido con lo que recibimos nos hace ser más generosos con lo que damos.
En Cristo podríamos tener NADA y darlo todo.

2. Todos somos como Caín.
¿Alguna vez haciendo algo te haz sentido mejor persona?
Todos en algún momento hemos sentido que haciendo alguna caridad  nuestro corazón se llena de pasión. ¿Esto es malo?
¿Que pasa cuando esta pasión se vuelve una forma aplastante de sentirnos superiores? Esta no es la actitud de Abel. La actitud de Caín fue de ver que su hermano esta siendo reconocido por su ofrenda cuando el también ofreció algo.
¿Envidia? Todos la hemos sentido. Es aquí cuando podemos auto examinarnos y ver muchas de nuestras motivaciones dentro de nuestro corazón.

Podemos aprender con los ejemplos en la Biblia. NADIE sabe dar si no aprende a dar como Dios da.

MENSAJE COMPLETO.

Anuncios